5 beneficios Outplacement
Desarrollo profesional

5 Beneficios de planificar un programa de outplacement o recolocación laboral

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Para muchos profesionales de Recursos Humanos puede ser un gasto innecesario (e incluso una pérdida de dinero imperdonable) el invertir en el futuro inmediato de las personas que dejan la empresa. Suena lógico, ¿no? Sin embargo, el outplacement o recolocación laboral es una tendencia cada vez más fuerte entre las organizaciones que ven un poco más allá y descubren sus beneficios a corto, mediano y largo plazo. 

Antes de hablar de cuáles son los motivos por los que en tu empresa deberían implementar el programa de outplacement, veamos en qué consiste.

5 Beneficios de planificar un programa de outplacement o recolocación laboral
5 Beneficios de planificar un programa de outplacement o recolocación laboral

¿Qué es el outplacement?

El outplacement, también conocido como recolocación laboral,  es un servicio de apoyo que una empresa provee a un empleado a quien decide despedir, con el objetivo de facilitarle que consiga un nuevo trabajo adecuado a su perfil en el menor tiempo posible. 

Generalmente, el empleador contrata a una agencia especializada para que localice posibles trabajos para el ex empleado, y que además le ayude a mejorar las técnicas de búsqueda de empleo. En el caso de las empresas más grandes, este servicio puede ser provisto por profesionales del área interna de Recursos Humanos.

Este apoyo suele comenzar con una planificación previa a la finalización del vínculo laboral y continúa con el asesoramiento y el seguimiento durante todo el proceso de búsqueda de nuevo empleo. Esto implica sesiones regulares de capacitación y entrenamiento individual, en las que el experto en outplacement trabaja con los temores y preocupaciones del ex empleado para ayudarlo a desarrollar las habilidades necesarias para encontrar empleo.

En Empapelarte ofrecemos varios servicios de asesoría para profesionales y empresas que necesitan implementar un plan de outplacement. Puedes consultarnos por cualquier duda que tengas al respecto.

Por qué el outplacement es una inversión con grandes beneficios


Sin lugar a dudas, los beneficios de la recolocación laboral para el empleado despedido están claros. Ahora bien, ¿por qué el outplacement debería significar una inversión y no una pérdida de dinero para tu empesa? Aquí puedes encontrar siete motivos.

1. Protege a la imagen de marca de la empresa

Una indiferencia evidente frente al despido de un empleado puede afectar la imagen de la empresa tanto de forma externa como interna, lo cual implica otros varios problemas que veremos más adelante. 

Especialmente en los casos de despidos sin causa o por causas leves, los proveedores, inversores y clientes pueden valorar de forma negativa el hecho de que una persona sea despedida sin ninguna contención y que en consecuencia tenga que luchar para volver a conseguir trabajo. Además, la percepción de que una empresa maneja mal y de forma impredecible los cambios y despidos de sus empleados incluso puede generar una sensación de inseguridad en clientes y proveedores al no saber si la persona con la que se está tratando, y en la que ya se confía, continuará en su posición mientras dure la relación comercial. 

Algo similar ocurre al interior de la empresa: no se puede esperar a que los empleados estén satisfechos y comprometidos con su trabajo si hay inseguridad con respecto al propio puesto de trabajo.

En otras palabras, el outplacement juega un papel esencial en la construcción de una marca positiva, tanto a nivel externo como interno. Y esto alcanza incluso al empleado despedido, que tras una buena experencia durante su salida de la empresa, puede convertirse en un promotor de tu marca (en lugar de un detractor, como se podría esperar).

Protege a la imagen de marca de la empresa
Protege a la imagen de marca de la empresa


2. Mejora la productividad de los empleados no despedidos

Es muy común que, cuando ocurren despidos, la moral de los empleados que continúan trabajando también caiga. Esto se debe a que produce mayores cargas de trabajo para suplir a los que faltan, momentos de conversación sobre este tema que fomentan la inseguridad, trabajo con desgano a modo de “solidaridad” por parte de los compañeros más cercanos a los despedidos, etc.

El beneficio de la recolocación laboral, en este caso, es evitar que los empleados se desmotiven y que en consecuencia bajen sus niveles de productividad. Y esto se logra mediante la implementación deun proceso transparente de apoyo, que demuestre que no hay desinterés al despedir a alguien.

3. Reduce los riesgos de renuncia y rotación, y sus respectivos costes

Cuando uno o varios despidos toman por sorpresa al resto de los empleados, se pueden originar dos escenarios: que algunos busquen ser rotados a otra área en la que consideran que tienen menos riesgo de ser despedidos, o bien que comiencen a buscar trabajo por fuera de la empresa para renunciar antes de un eventual terminación de su contrato. Los costes para ambos casos son muy altos, ya que incluyen capacitaciones, inversión en entrevistas, gastos en materiales de orientación, pérdidas por baja productividad, etc.

El estrés y la inseguridad laboral también puede provocar ausentismo, ya que los empleados que comienzan otros posibles empleos necesitan tiempo para entrevistas y capacitaciones. En este marco, un buen programa de recolocación laboral puede reducir la ansiedad y el miedo por posibles despidos repentinos y los consecuentes perjuicios para tu empresa.

 Reduce los riesgos de renuncia y rotación, y sus respectivos costes
Reduce los riesgos de renuncia y rotación, y sus respectivos costes

4. Ayuda a controlar los costes de recruiting

Si una empresa se vuelve conocida por su mala política de despidos, es posible que se reduzcan los candidatos que están dispuestos a correr el riesgo de ser contratados para después trabajar sin la seguridad de su continuidad. Peor aún, puede pasar que la empresa necesite ofrecer salarios más altos o condiciones especiales para compensar y hacer la oferta más atractiva.

Al evitar que la imagen de marca se vea afectada hacia el afuera, el outplacement elimina los posibles problemas para contratar nuevos candidatos y, en consecuencia, te ahorra costes extra.

5. Evita acciones legales

Este quizás sea el beneficio más obvio. Los empleados que sienten que la empresa los ha tratado de forma injusta muy probablemente busquen iniciar acciones legales, y ese es un problema que no solo daña la imagen de la empresa, sino también implica grandes gastos en abogados.

Un programa eficaz de transición y recolocación laboral puede reducir de forma drástica este tipo de percepciones negativas y, en consecuencia, evitar las acciones legales. Esto no solo se debe a que el ex empleado puede lograr que su principal problema (conseguir un nuevo trabajo) se resuelva de forma más fácil y rápida, sino también a que el outplacement previo a la finalización del contrato laboral permite que el proceso sea transparente y directo, para que todo el mundo se sienta informado y tratado con respeto.



el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *