marca personal directivo curriculum linkedin
Desarrollo profesional

6 Tips para la marca personal de un directivo: CV y LinkedIn

Si bien es cierto que no puedes tener control total de las percepciones que los demás tienen sobre ti, es de vital importancia que sepas hasta qué punto puedes influenciarlas, sobre todo si tu perfil profesional es de directivo o manager. Todo lo que hagas (como también lo que dejes de hacer) para desarrollar tu marca personal influenciará, de forma negativa o positiva, a la imagen que los otros tienen de ti como profesional.

Con los avances imparables del big data y la transformación digital en todos los niveles, más que nunca dejamos una “huella” de todo lo que hacemos y decimos. Un profesional de alto mando, al estar más expuesto, debe ser especialmente consciente de su reputación, ya sea online u offline, y trabajar mucho su marca personal para poder mantenerse competitivo y sostener la responsabilidad de ser una de las caras visibles de la empresa en que trabaja. Y este es un punto crucial: porque si bien tu marca no es la marca de la empresa (y viceversa), sí que ambas pueden influenciarse una a la otra.

Si te desempeñas como directivo en una empresa y quieres afianzarte en tu posición, o bien o estás buscando un nuevo empleo acorde con ese perfil, debes empezar por hacer un trabajo fuerte de marca personal. Estos son algunos tips para que te ayudarán a impulsar tu marca personal empezando por lo más básico (y a la vez importante): tu currículum vitae y LinkedIn.

Tip 1: Enfócate en las habilidades relacionadas con tu área

Tanto en tu CV como en LinkedIn, es importante que incluyas las habilidades que se relacionan con el área o industria en la que te desempeñas. Si eres un directivo, no importa solamente tu historia laboral, sino qué te hace aportar ese valor agregado que te sirvió para conseguir tu lugar o que te servirá para atraer a headhunters o reclutadores.

Incluye estas habilidades específicas en tu extracto o resumen, en las descripciones de tus empleos e incluso en una lista específica de habilidades que te permita incluir aquellas que no puedas utilizar en otras secciones, pero que son relevantes para tu perfil.

Competencias Profesionales en el Currículum Profesional

Tip 2: Cuantifica tus logros

No basta con que nombres tus habilidades o que enumeres las tareas que desempeñas actualmente (o desempeñaste en tus trabajos pasados). En la medida de lo posible, incluye números y porcentajes que refuercen la idea de que trabajas con orientación a resultados, tanto en tu CV como en tu LinkedIn.

Por ejemplo, puedes especificar qué cantidad de acuerdos comerciales cerraste mientras trabajabas para una empresa (o durante un período de tiempo), qué porcentaje de los ingresos anuales se debieron al trabajo de tu equipo o cuánto lograste aumentar las ventas desde que trabajas como directivo. Lo fundamental es que siempre incluyas números concretos, no te quedes en aproximaciones o en valoraciones vacías, como “mucho”, “en gran cantidad”, etc.

Tip 3: Utiliza una foto profesional

Asesórate con un experto en imagen personal y contrata a un fotógrafo profesional para que la primera impresión que causes sea excelente. Olvídate de las fotos de teléfono móvil, de baja calidad, con mala iluminación o un fondo poco apropiado: no solo no te harán destacar por sobre otros, sino que además no estarían acordes con tu rango.

Puedes analizar las fotos de otros directivos de empresas similares a la tuya para obtener ideas de cuáles son las fotos que mejor funcionan, pero si quieres asegurarte los mejores resultados, invierte en un asesor de imagen personal para definir cómo peinarte, cómo vestirte, etc.

Tip 4: Agrega referencias y recomendaciones

Este consejo es especialmente válido para tu perfil de LinkedIn, ya que esta plataforma te da la posibilidad incorporar la opinión de profesionales reales, con su propia marca personal. Debes tener cuidado de elegir bien las recomendaciones que vas a aceptar o las que vas a solicitar, porque si no son acordes con tu marca, pueden influirla de forma negativa.

Lo ideal es apuntar a colegas del sector o antiguos jefes, que puedan validar de forma creíble y asertiva tus habilidades y tus logros. Por el contrario, evita las recomendaciones de personas con las que no tuviste trato directo en el trabajo o cuya recomendación se pueda interpretar como poco creíble.

Tip 5: Incluye enlaces a publicaciones, webinars, conferencias, etc.

Si tienes material online publicado, sea cuál sea el formato, es importante que lo incluyas como contenido multimedia en tu perfil de LinkedIn o como enlaces de interés en tu currículum. Tanto tus participaciones en conferencias, tus artículos en medios especializados e incluso charlas motivacionales que hayas dado y que estén relacionados con tu sector, pueden ser un recurso poderoso de marca personal.

Demuestra tus conocimientos del sector, tus habilidades de comunicación, tu visión y tus valores. Permite que vean cómo hablas y cómo escribes, porque todo eso hace a tu marca personal. Eso sí: asegúrate de que todo el material que incluyas sea de excelente calidad, porque si no lo fuera, el resultado podría ser exponencialmente opuesto al que deseas.

Tip 6: Asesórate con expertos en marca personal, CV y LinkedIn

Siempre es recomendable que, en la medida que puedas, dejes en manos de expertos lo que no corresponda con tu área de expertise. Si bien los tips que hemos compartido contigo son relativamente sencillos de seguir, hay muchos aspectos en los que deberías trabajar en profundidad para construir una marca personal sólida.

Un consultor especializado se enfocará específicamente en tu caso particular y trabajará de manera directa contigo para garantizarte los mejores resultados. En Empapelarte contamos con un equipo de expertos (consultores de carrera, CV Writers, expertos en recruitement, entre otros profesionales) que te puede ayudar a llevar tu currículum de directivo y tu LinkedIn a otro nivel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *