Búsqueda de trabajo, Consejos útiles, Entrevista de trabajo

¿Quieres llamar la atención del reclutador? ¡A la 1, a las 2 y a las 3!

 

¿Qué tal si te dijera que en tu proceso de búsqueda de empleo, pudieras adelantarle esta información al reclutador y así garantizar tu pase a esa etapa tan deseada como es la oportunidad misma de una entrevista laboral? ¿No lo crees posible? Pues si lo es, y no es ningún secreto, lo que sucede es que aún teniendo los recursos a mano, las personas no los aprovechan.

 


Uno…dos…y… ¡tres!

Así cuentan los niños antes de coger algo rápidamente, salir corriendo, o simplemente tumbar una torre de juguetes. ¿Por qué tres y no cuatro o cinco o seis? Quizá nunca encontremos respuesta a esta pregunta o quizás encontremos muchas, lo cierto es que ya como adultos, en nuestra vida diaria, muchas de nuestras decisiones para escoger algo y actuar, la basamos en 3 preguntas que tratamos de responder al analizar las diferentes opciones con las que nos encontramos.

La primera pregunta es el “QUÉ” o “QUIÉN”. Es decir, queremos conocer más sobre lo que podríamos estar seleccionado o a quién estamos escogiendo. Sus características, su valor, su contenido. La segunda pregunta es el “CÓMO O CON QUIÉN SE RELACIONA”, por ejemplo, en el caso de una institución, a qué grupo de instituciones pertenece, cómo compite dentro del mercado y cómo se relaciona con otras similares. Finalmente, la tercera pregunta “CUÁNTO”, es decir, cuánto me ofrece, no solo en términos económicos sino en valor, ayuda, soporte o apoyo.

 

Veamos un ejemplo

Pensemos, por ejemplo, que hemos tomado la decisión de hacer un curso sobre determinado tema que nos interesa. Dicho curso es ofrecido por diferentes proveedores o instituciones y por ello debemos tomar la decisión de cuál centro educativo seleccionar. Para hacer esto, comenzaremos por conocer cada instituto, tratando de obtener la mayor información posible sobre sus características, el perfil de sus docentes, sus aulas, dónde se encuentra ubicado, costos, etc. Posteriormente, revisaríamos su posicionamiento dentro del grupo de institutos de su clase, si tiene algún convenido con alguna universidad que le permita ofrecer una mejor calidad de docentes, cómo cumple con normas educativas emitidas por alguna institución superior que la englobe, si está al día con temas de actualidad relacionándose apropiadamente con otras instituciones, etc. Por último, cuánto valor me ofrece el curso en sí, en comparación con otros similares en el mercado, qué valor agregado obtendré de este curso en esta institución a diferencia de otros, si me dará al finalizar el curso alguna certificación reconocida internacionalmente, etc.

El anterior ejemplo es solo ilustrativo de una decisión con la que nos podemos encontrar en algún momento de nuestras vidas (si es que ya no tomamos una decisión similar). Sin embargo, y luego de muchos años de participación en procesos de selección, debo reconocer que son estas las mismas 3 preguntas que me hacía al tener frente a mí un candidato. Por supuesto, a partir de estas 3 preguntas derivaban muchas más, pero claramente eran estas 3 sobre las que me interesaba focalizar: quién es el candidato, cómo se relaciona con el entorno (colegas, trabajos anteriores, compañeros, etc.), y qué valor agregado diferenciador traerá a la empresa si decido contratarlo.

Evidentemente, son preguntas que se contestan en la entrevista, pero ¿qué tal si te dijera que en tu proceso de búsqueda de empleo, pudieras adelantarle esta información al reclutador y así garantizar tu pase a esa etapa tan deseada como es la oportunidad misma de una entrevista laboral? ¿No lo crees posible? Pues si lo es, y no es ningún secreto, lo que sucede es que aun teniendo los recursos a mano, las personas no los aprovechan.

 

Estoy hablando de:

  • El Currículum Vitae
  • El perfil en LinkedIn
  • La carta de presentación

Analicemos cada uno brevemente sobre la base de las 3 preguntas de las que hemos estado hablando.

 

El Currículum Vitae

Es la respuesta a la primera pregunta: QUIÉN ERES. Es decir, cuáles son tus fortalezas, a qué te dedicas, que experiencia tienes, cuáles son tus fortalezas. Evidentemente es el CV lo primero que preparas y sobre lo que más te esfuerzas para iniciar tu búsqueda de nuevas oportunidades laborales; y ciertamente debe ser así, pues es el centro de tu presentación, quieres decirle al reclutador quién eres. Es por esto que el CV reviste de gran importancia, pero ten cuidado, no debes excederte en su contenido pues hay un factor importante que debes tomar en cuenta.

Te explico:

El CV deberá ser lo suficientemente largo para que cubras toda la información necesaria que el reclutador necesita conocer sobre ti; pero a la vez, lo suficientemente corto como para despertar en él su interés por conocer más acerca de ti, y por tanto, motivarlo a que te cite a la entrevista. Para lograr esto, la estrategia está en focalizar el CV hacia responder las preguntas de QUIÉN, y dejar para la entrevista las respuestas a las preguntas del CÓMO.

 

Así, algunas de las preguntas del QUÉ a responder a través del CV serían:

  • ¿Qué hace?
  • ¿Qué estudió?
  • ¿Que posiciones ocupó?
  • ¿En qué empresas trabajó?
  • ¿Qué logró?
  • ¿Qué formación adicional tiene, etc?

 

Mientras que algunas preguntas del CÓMO a ser respondidas en la entrevista serían:

  • ¿Cómo obtuvo determinado empleo?
  • ¿Cómo pasó de una empresa a otra?
  • ¿Cómo alcanzó este logro?
  • ¿Cómo logró ese desarrollo de carrera dentro de la empresa?
  • ¿Cómo superó obstáculos específicos?

 

Este aspecto es valioso de entender pues no querrás abrumar al entrevistador con mucha información que ya no le resulta interesante investigar más sobre ti. A la vez, tampoco querrás dejarlo con muchas dudas que no le resulte atractivo tu perfil. ¿Es una tarea fácil? No, definitivamente no lo es, y de allí la importancia de una buena asesoría por parte de expertos en el área que te apoyen, no solo en la redacción sino en el diseño también.

 

El perfil en LinkedIn

Responde a la segunda pregunta sobre CÓMO TE RELACIONAS. Muchas personas suelen preguntarme para qué es necesario un CV si ya toda la información está plasmada en LinkedIn. Mi respuesta es siempre la misma: el CV y el perfil de LinkedIn cumplen funciones diferentes.
Ciertamente, en el perfil de LinkedIn aparece nuestra información acerca de quiénes somos; sin embargo, hay también mucha información sobre tus intereses profesionales, con quién te conectas, qué publicas, qué recomendaciones tienes, etc. Esta información complementaria puede resultar de gran valor para las empresas pues le dan una visión más amplia acerca de tu perfil, y más aún en un mundo tan globalizado en el que vivimos, donde estar fuera de espacios como LinkedIn, es perder la oportunidad de estar al día con nuevas tendencias, investigaciones, mercado, etc.

 

La carta de presentación

Un tercer elemento que muchas personas obvian es la carta de presentación que responde a la pregunta de “CUÁNTO Y QUÉ OFRECES”, en términos de competencias, habilidades y experiencia que te diferencian con respecto a otros candidatos, qué valor agregado aportarás a esa empresa en articular, por qué tu inclinación a buscar empleo y postularte a la vacante que ellos tienen. La carta de presentación refleja también tu preocupación por “personalizar” tu CV, no simplemente entregar un CV a una empresa más. Es entregar TU CV a ESA empresa en particular, con lo cual demuestras clara orientación al detalle, compromiso e interés.

 

¡Es hora de empezar!

Como has podido leer, los tres elementos (Currículum Vitae, Perfil en LinkedIn y Carta de presentación) se complementan unos a otros y responden a las 3 preguntas fundamentales y te dan la gran ventaja de adelantar información clave y precisa al reclutador, logrando diferenciarte del resto de los candidatos.
Entonces, ¿quieres ofrecer la mejor información posible al momento de ofrecer tu talento? O ¿te vas a limitar a mostrar solo una parte de tu potencial?

Es hora de empezar a contemplar todas las posibilidades para llamar la atención de los reclutadores,
¡a la 1 a las 2 y a las 3!

 

Aixa Zerpa
Coach de Desarrollo Profesional | Colaboradora de Empapelarte

 

CONSULTA NUESTROS SERVICIOS

Elaboramos tu CV de Marca Personal en una solución integral: Análisis, Redacción, Diseño y Posicionamiento
Cerrar
Añadir al carrito

PACK NIVEL PROFESIONAL: CURRÍCULUM + CARTA + LinkedIn

229,00
Cerrar
Añadir al carrito

PACK NIVEL MANAGER: CURRÍCULUM + CARTA + LinkedIn

329,00
-17%
Cerrar
Añadir al carrito

PACK NIVEL DIRECTIVO: CURRÍCULUM + CARTA + LinkedIn

599,00 499,00

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *