¿Sabes cómo utilizar el networking para fortalecer tu marca personal o conseguir un empleo? Desarrolla una estrategia para contactarte con los mejores profesionales de tu sector y así encontrar las oportunidades laborales perfectas para ti, a corto o mediano plazo, ya sea en LinkedIn o en otros espacios de networking.

Linkedin

LinkedIn Premium ¿vale la pena pagar para buscar trabajo en LinkedIn?

Linkedin Premium
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Desde su lanzamiento, LinkedIn ha pasado de ser una simple red social de negocios a una increíble plataforma de servicios especializados a los que profesionales y empresas pueden acceder simplemente desde la web o una app móvil.

Leer más

Linkedin

Todo sobre las recomendaciones de LinkedIn: cómo darlas y conseguirlas.

Recomendaciones de Linkedin como darlas y como conseguirlas
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Una de las características de LinkedIn que más me atrajeron y me convencieron para unirme a la red por primera vez fue, sin lugar a dudas, la posibilidad de recibir y dar recomendaciones. ¿Por qué? Muy simple: es una alternativa mucho más sencilla e inmediata a la clásica carta de recomendación o la vieja costumbre de pedir referencias a través de una llamada telefónica.

Leer más

Linkedin

7 Errores en tu extracto de LinkedIn que JAMÁS debes cometer

7 Errores en tu extracto de LinkedIn que JAMÁS debes cometer
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Aunque de primeras parezca algo simple, redactar el extracto profesional puede ser lo más difícil de optimizar en tu perfil de LinkedIn. La razón es sencilla: lo normal es que no sepas por dónde empezar cuando te toca hablar de ti. 

Leer más

Linkedin

Cómo publicar en LinkedIn tus artículos de marca personal

Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Si estás aquí, lo más probable es que ya seas consciente del potencial de LinkedIn para buscar trabajo y fortalecer tu marca personal. Esta plataforma no solo es excelente si buscas que un reclutador te encuentre para ofrecerte una posición en la empresa de tus sueños, sino también si quieres desarrollar una estrategia de networking al más bajo precio.

Leer más

Linkedin

¿Cuáles son las mejores imágenes para LinkedIn?

Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn


Seguramente ya tengas una foto de LinkedIn, pero por alguna razón no te convence del todo. ¿Vas a correr el riesgo de causar una mala impresión? Ya sabes que cada vez más reclutadores usan LinkedIn para contactarse directamente con candidatos, y que si tu foto de perfil no da la impresión adecuada, te puedes estar perdiendo oportunidades realmente interesantes.

Leer más

Linkedin

Marca Personal en LinkedIn

Marca Personal en LinkedIn
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Mientras las marcas necesitan humanizarse para sobrevivir, los humanos celebramos tener esa naturaleza que las marcas tanto desean. Es así como aumenta la frecuencia con la que oímos la palabra “influencer” y conocemos nuevos líderes de opinión o figuras públicas. Nuestro objetivo en Empapelarte es que no te quedes solo mirando lo que dicen estos líderes, sino que tú también te conviertas en uno. Hoy te regalamos tres consejos para tomar en cuenta al construir tu marca personal en LinkedIn.

Leer más

Desarrollo profesional

¿Quieres llamar la atención del reclutador? ¡A la 1, a las 2 y a las 3!

Llamar la atención del reclutador
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

¿Qué tal si te dijera que en tu proceso de búsqueda de empleo, pudieras adelantarle esta información al reclutador y así garantizar tu pase a esa etapa tan deseada como es la oportunidad misma de una entrevista laboral? ¿No lo crees posible? Pues si lo es, y no es ningún secreto, lo que sucede es que aún teniendo los recursos a mano, las personas no los aprovechan.

Uno…dos...y… ¡tres!

Así cuentan los niños antes de coger algo rápidamente, salir corriendo, o simplemente tumbar una torre de juguetes. ¿Por qué tres y no cuatro o cinco o seis? Quizá nunca encontremos respuesta a esta pregunta o quizás encontremos muchas, lo cierto es que ya como adultos, en nuestra vida diaria, muchas de nuestras decisiones para escoger algo y actuar, la basamos en 3 preguntas que tratamos de responder al analizar las diferentes opciones con las que nos encontramos.

La primera pregunta es el “QUÉ” o “QUIÉN”. Es decir, queremos conocer más sobre lo que podríamos estar seleccionado o a quién estamos escogiendo. Sus características, su valor, su contenido. La segunda pregunta es el “CÓMO O CON QUIÉN SE RELACIONA”, por ejemplo, en el caso de una institución, a qué grupo de instituciones pertenece, cómo compite dentro del mercado y cómo se relaciona con otras similares. Finalmente, la tercera pregunta “CUÁNTO”, es decir, cuánto me ofrece, no solo en términos económicos sino en valor, ayuda, soporte o apoyo.

El CV deberá ser lo suficientemente largo para que cubras toda la información necesaria que el reclutador necesita conocer sobre ti; pero a la vez, lo suficientemente corto como para despertar en él su interés por conocer más acerca de ti

Veamos un ejemplo:

Pensemos, por ejemplo, que hemos tomado la decisión de hacer un curso sobre determinado tema que nos interesa. Dicho curso es ofrecido por diferentes proveedores o instituciones y por ello debemos tomar la decisión de cuál centro educativo seleccionar. Para hacer esto, comenzaremos por conocer cada instituto, tratando de obtener la mayor información posible sobre sus características, el perfil de sus docentes, sus aulas, dónde se encuentra ubicado, costos, etc. Posteriormente, revisaríamos su posicionamiento dentro del grupo de institutos de su clase, si tiene algún convenido con alguna universidad que le permita ofrecer una mejor calidad de docentes, cómo cumple con normas educativas emitidas por alguna institución superior que la englobe, si está al día con temas de actualidad relacionándose apropiadamente con otras instituciones, etc. Por último, cuánto valor me ofrece el curso en sí, en comparación con otros similares en el mercado, qué valor agregado obtendré de este curso en esta institución a diferencia de otros, si me dará al finalizar el curso alguna certificación reconocida internacionalmente, etc.

El anterior ejemplo es solo ilustrativo de una decisión con la que nos podemos encontrar en algún momento de nuestras vidas (si es que ya no tomamos una decisión similar). Sin embargo, y luego de muchos años de participación en procesos de selección, debo reconocer que son estas las mismas 3 preguntas que me hacía al tener frente a mí un candidato. Por supuesto, a partir de estas 3 preguntas derivaban muchas más, pero claramente eran estas 3 sobre las que me interesaba focalizar: quién es el candidato, cómo se relaciona con el entorno (colegas, trabajos anteriores, compañeros, etc.), y qué valor agregado diferenciador traerá a la empresa si decido contratarlo.

Evidentemente, son preguntas que se contestan en la entrevista, pero ¿qué tal si te dijera que en tu proceso de búsqueda de empleo, pudieras adelantarle esta información al reclutador y así garantizar tu pase a esa etapa tan deseada como es la oportunidad misma de una entrevista laboral? ¿No lo crees posible? Pues si lo es, y no es ningún secreto, lo que sucede es que aun teniendo los recursos a mano, las personas no los aprovechan.

Estoy hablando de:

  • El Currículum Vitae
  • El perfil en LinkedIn
  • La carta de presentación

Analicemos cada uno brevemente sobre la base de las 3 preguntas de las que hemos estado hablando.

El Currículum Vitae:

Es la respuesta a la primera pregunta: QUIÉN ERES. Es decir, cuáles son tus fortalezas, a qué te dedicas, que experiencia tienes, cuáles son tus fortalezas. Evidentemente es el CV lo primero que preparas y sobre lo que más te esfuerzas para iniciar tu búsqueda de nuevas oportunidades laborales; y ciertamente debe ser así, pues es el centro de tu presentación, quieres decirle al reclutador quién eres. Es por esto que el CV reviste de gran importancia, pero ten cuidado, no debes excederte en su contenido pues hay un factor importante que debes tomar en cuenta.

Te explico:

El CV deberá ser lo suficientemente largo para que cubras toda la información necesaria que el reclutador necesita conocer sobre ti; pero a la vez, lo suficientemente corto como para despertar en él su interés por conocer más acerca de ti, y por tanto, motivarlo a que te cite a la entrevista. Para lograr esto, la estrategia está en focalizar el CV hacia responder las preguntas de QUIÉN, y dejar para la entrevista las respuestas a las preguntas del CÓMO.

Así, algunas de las preguntas del QUÉ a responder a través del CV serían:

  • ¿Qué hace?
  • ¿Qué estudió?
  • ¿Que posiciones ocupó?
  • ¿En qué empresas trabajó?
  • ¿Qué logró?
  • ¿Qué formación adicional tiene, etc?

Mientras que algunas preguntas del CÓMO a ser respondidas en la entrevista serían:

  • ¿Cómo obtuvo determinado empleo?
  • ¿Cómo pasó de una empresa a otra?
  • ¿Cómo alcanzó este logro?
  • ¿Cómo logró ese desarrollo de carrera dentro de la empresa?
  • ¿Cómo superó obstáculos específicos?

Este aspecto es valioso de entender pues no querrás abrumar al entrevistador con mucha información que ya no le resulta interesante investigar más sobre ti. A la vez, tampoco querrás dejarlo con muchas dudas que no le resulte atractivo tu perfil. ¿Es una tarea fácil? No, definitivamente no lo es, y de allí la importancia de una buena asesoría por parte de expertos en el área que te apoyen, no solo en la redacción sino en el diseño también.

El perfil de LinkedIn:

Responde a la segunda pregunta sobre CÓMO TE RELACIONAS. Muchas personas suelen preguntarme para qué es necesario un CV si ya toda la información está plasmada en LinkedIn. Mi respuesta es siempre la misma: el CV y el perfil de LinkedIn cumplen funciones diferentes.
Ciertamente, en el perfil de LinkedIn aparece nuestra información acerca de quiénes somos; sin embargo, hay también mucha información sobre tus intereses profesionales, con quién te conectas, qué publicas, qué recomendaciones tienes, etc. Esta información complementaria puede resultar de gran valor para las empresas pues le dan una visión más amplia acerca de tu perfil, y más aún en un mundo tan globalizado en el que vivimos, donde estar fuera de espacios como LinkedIn, es perder la oportunidad de estar al día con nuevas tendencias, investigaciones, mercado, etc.

La carta de presentación:

Un tercer elemento que muchas personas obvian es la carta de presentación que responde a la pregunta de “CUÁNTO Y QUÉ OFRECES”, en términos de competencias, habilidades y experiencia que te diferencian con respecto a otros candidatos, qué valor agregado aportarás a esa empresa en articular, por qué tu inclinación a buscar empleo y postularte a la vacante que ellos tienen. La carta de presentación refleja también tu preocupación por “personalizar” tu CV, no simplemente entregar un CV a una empresa más. Es entregar TU CV a ESA empresa en particular, con lo cual demuestras clara orientación al detalle, compromiso e interés.

Cómo incluir las habilidades en tu CV de manager

¡Es hora de empezar!

Como has podido leer, los tres elementos (Currículum Vitae, Perfil en LinkedIn y Carta de presentación) se complementan unos a otros y responden a las 3 preguntas fundamentales y te dan la gran ventaja de adelantar información clave y precisa al reclutador, logrando diferenciarte del resto de los candidatos.
Entonces, ¿quieres ofrecer la mejor información posible al momento de ofrecer tu talento? O ¿te vas a limitar a mostrar solo una parte de tu potencial?

Es hora de empezar a contemplar todas las posibilidades para llamar la atención de los reclutadores,
¡a la 1 a las 2 y a las 3!

Aixa Zerpa
Coach de Desarrollo Profesional | Colaboradora de Empapelarte

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Currículum vitae

Guía de Currículum Vitae para Directivos y Posiciones Executive / C-level

Guía de Currículum Vitae para Directivos y Posiciones Executive / C-level
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Vamos a comentar juntos las principales claves y contestar a los interrogantes más frecuentes, para que tu Currículum de Directivo esté alineado con lo que espera encontrar todo Headhunter en un CV.

Descubre qué buscará un Headhunter en tu currículum vitae para directivos y cómo impresionarlo:

Si has llegado a este punto en tu carrera profesional en que optas a dirigir una organización, a participar en consejos de administración, abrir nuevos mercados, negociar fusiones, planificar reestructuraciones o desarrollar el talento de un equipo de gerentes…

Seguro que tienes la preparación para enfrentar todos esos retos y otros de similar calibre, pero tal vez no sepas cómo expresar tu potencial como talento directivo y tu historial de éxitos profesionales en un Curriculum Vitae eficaz para Directivos.

Es probable que no hayas necesitado actualizar tu CV en los últimos años y ahora te encuentras ante la tarea de contar las cosas de otra manera, para competir al máximo nivel, en empresas de gran tamaño y multinacionales. También es posible que tu forma de abordar el CV haya quedado obsoleta, y casi seguro, te encuentres con la necesidad de sintetizar una cantidad ingente de información. ¿Cómo resumirlo todo y cuánto espacio necesito? ¿Por dónde empiezo?

Vamos a comentar juntos las principales claves y contestar a los interrogantes más frecuentes, para que tu Currículum de Directivo esté alineado con lo que espera encontrar todo Headhunter en un Currículum Vitae para Directivos:

1. Tamaño perfecto para un currículum vitae para directivos

Tu progresión en diferentes compañías se ha visto reflejada en numerosas promociones, aprendizajes y dificultades. Resulta tentador querer “contarlo todo”, especialmente si eres una persona muy meticulosa. Si tu trayectoria laboral tiene más de 15 o 20 años, tendrás contenido para páginas y páginas… pero no debes hacerlo. Lo voy a poner en negritas para destacarlo: no debes hacerlo.

Recuerda: 2 páginas es suficiente y lo más recomendable en tu caso.

No saber dónde cortar es uno de los errores más típicos (y lógicos) de un currículum de perfiles senior, manager y en niveles Top de Carrera. Plantéalo de este modo: piensa que tu CV es como una primera cita. Debes interesar a la otra persona, darle algunas pistas atractivas sobre ti. Pero no aburras a tu pareja con todos los detalles. Crea una situación propicia en la que los cazatalentos tengan curiosidad para querer saber más de ti, eso es todo.

2. "Be smart": prioriza y ordena la información

Si ha quedado claro el punto 1, ahora te preguntarás. ¿Pero cómo elijo y descarto información? ¿No perderá valor mi CV resumiendo tanto? Debes priorizar con los siguientes criterios (y haciéndolo así, tu storytelling no se devaluará):

Dale más peso a las experiencias y formaciones más recientes, de mayor nivel o que más relación guardan con tus objetivos. No necesitas contar toda tu experiencia si es muy extensa. Puedes hacer una selección. ¿De verdad es importante en este punto que hayas iniciado con unas prácticas laborales en el año 1991? ¿O que durante 5 años antes del “efecto 2000” fueses Programador, cuando ahora optas a puesto de Director del Ärea Tecnológica?

A veces tiene interés saber cómo han sido los inicios de una persona. Proporciona perspectiva. Pero recuerda: prioriza, descarta, no te desvíes, sé coherente. Y piensa: ¿Es mi CV mi única herramienta para darme a conocer? No, LinkedIn te ayudará a que esas “otras experiencias” no caigan en el olvido.

Cuando es necesario nosotros también somos partidarios de vincular interactivamente al Currículum un anexo online para recopilar información complementaria (listas de cursos, publicaciones, proyectos…) o enlazar a otros contenidos web o multimedia. Así no saturarás ni perderás el centro de tu hoja de vida.
Por cierto, también darás una imagen más actualizada, al emplear recursos digitales.

Otra cosa antes de pasar al punto 3. Esto lo he encontrado con relativa frecuencia: No cuentes tus experiencias como si fuesen unas “memorias”, prescindiendo de la estructura y estilo propio de un documento de CV. Y especialmente, no lo hagas empezando por tus inicios profesionales (siempre “orden cronológico inverso”). Si tienes esa capacidad de discurso, guárdala para tu elevator pitch, cuando ya establezcas contacto directo en la entrevista de trabajo. Y guarda una pizca para tu Resumen Ejecutivo, que es el siguiente punto.

3. El resumen ejecutivo: marcar la diferencia en entornos C-Suite

Mi consejo es que esta sección clave de tu CV la abordes al final de todo. Seguramente ya tendrás una visión de conjunto y será más fácil captar la esencia de tu candidatura. Sintetiza en 5 o 6 líneas el núcleo duro de tu propuesta de valor. Condensa tus fortalezas, qué te hace diferente y por qué eres la persona idónea para ocupar el puesto de Director General, Director Financiero, Director de Recursos Humanos, etc.

Por ejemplo: Alineándote siempre con la oferta, destaca tu especial preparación para el puesto de dirección que disputas, habla de tus puntos fuertes, menciona tu mayor logro profesional hasta la fecha, cita las áreas donde has acumulado una mayor expertise, deja entrever en alguna frase cuál es tu visión, valores, motivaciones o soft skills respecto a los objetivos que plantea cada oferta.

Consejos a tener en cuenta: Te recomiendo al redactar utilizar la primera persona, aunque también puedes hacerlo en un estilo impersonal. Personalmente, no me gusta tanto encontrarme con perfiles escritos explícitamente en tercera persona. Crea una barrera emocional. Es como cuando las celebrities del cine o el deporte comienzan a hablar de si mismos en tercera persona… ¿Es realmente necesario?

También te recomiendo: frases concisas y uso denso de keywords. Escoge palabras y conceptos que añadan valor, que sean precisos, que sean “importantes”. Utiliza letra negrita para resaltar algún concepto.

4. Competencias de un ejecutivo y el uso de Keywords. ¿Hard Skills o Soft Skills en el CV?

Existe cierta disputa teórica respecto a dónde es más importante poner el foco en los procesos de selección: las habilidades duras (“qué sabemos hacer”) o las habilidades blandas (“cómo lo hacemos”). En realidad debemos pensar en estos dos tipos de skills como vasos comunicantes. Las competencias blandas se articulan en torno a las habilidades duras. ¿Cómo expresarlo eficazmente en tu Currículum Vitae para Directivos?

Debemos tener en cuenta que las habilidades blandas (rasgos de personalidad, valores, habilidades comunicativas y sociales, de adaptación…) son dificiles de medir, y por tanto, de demostrar en un formato tan limitado como es el CV. La entrevista de trabajo y el assesment center se encargarán de ello.

En el Currículum, a modo de keywords, funciona mejor destacar las habilidades duras (aquellas fortalezas y especialidades que son específicas de un cargo, o necesarias para cumplir una función).

 ¿Cómo nos gusta hacerlo a nosotros? Seleccionamos tus “Core Skills”. Recogemos fortalezas, especialidades, conocimientos técnicos, áreas de expertise y habilidades blandas más relevantes, y los destacamos visualmente mediante iconografías. De esta forma, enseguida relacionamos el CV con esos 4 o 5 conceptos que deben perdurar en la mente del Headhunter, funcionando como una radiografía rápida del candidato.

¿Dónde escribo las competencias en el Currículum?

5. Experiencias orientadas a logros. En busca de impactos:

Ya hemos hablado de sintetizar, de priorizar, de destacar términos clave. Pues relacionado con todo ello, un Currículum para niveles Executive se caracteriza por la total orientación a los logros.

Hay varias formas de hacerlo, que tendrás que decidir según cómo encaje mejor con tus experiencias, la facilidad de extraer indicadores, tu estilo de redacción o el enfoque global que quieras darle al CV.

Normalmente explicarás el rol ejercido en cada empresa, harás un listado de las funciones principales, tratando de “hacerlas tuyas” con una breve descripción, y finalmente presentarás los logros principales. Pero también puedes transformar las funciones en logros, llevando los objetivos a acciones y las acciones a resultados.

¿Cómo extraer un Logro? Rescata indicadores de gestión. Especialmente datos cuantitativos. La vista se nos va a los números y los porcentajes. Dan una idea de exactitud y es difícil rebatirlos. Pero también puedes aludir a indicadores cualitativos. Por ejemplo, destacar una relación de Cuentas Clave gestionadas, la implantación de un nuevo Sistema de Gestión en tu departamento, la explicación de un proyecto de especial relevancia, el reconocimiento de haber sido galardonado con un premio de empresa o el cambio cultural promovido en una organización. Concluyo: cuanto más exactitud y precisión tengan tus logros, mejor justificados estarán.

Si quieres trabajar en un Currículum Vitae para directivos muy sintético, que ofrezca unas pinceladas de tu potencial, puedes prescindir de describir funciones. En este caso, asegúrate de tus logros sean contudentes, verdaderos hitos. Suficientes para levantar el teléfono.

Más consejos prácticos: si en la descripción de la experiencia haces un listado de funciones / logros, trata de organizar bien la información y esquematizar el texto de forma que se identifiquen rápidamente las palabras clave. No hagas enumeraciones demasiado extensas, y trata de que tus frases sean concisas, nutriéndolas de verbos de acción. También es importante que describas en una o dos líneas la actividad de la empresa a la que pertenece dicha experiencia. Eso nos da una idea del contexto, del sector de actividad y del tamaño de los retos a los que te has enfrentado.

Como recurso gráfico, nosotros introducimos el Logo de Empresa en el titular de cada experiencia, cuando se trata de firmas multinacionales, compañías líder o empresas reconocibles en un determinado ámbito geográfico. Visualmente, ayuda a esquematizar la separación entre experiencias y entre titular y descripción de una experiencia. Y sobre todo, conseguirás llamar la atención sobre grandes marcas en las que has trabajado, confiriéndole a tu identidad profesional una imagen de prestigio.

6. Networking es poder. Utiliza tus referencias profesionales:

Si además de decir que eres (por ejemplo) “Experto en Políticas de Pricing”, lo sustentas con datos objetivos y medibles (logros) y, aún encima, hay otros profesionales influyentes que lo respaldan y dan la cara por ti, es que sin ninguna duda eres un experto en la materia.

En tu CV puedes facilitar alguna Referencia Profesional de tus anteriores empresas para acreditar o dar más validez a tu historial en un determinado periodo de tu vida laboral.

Las cartas de recomendación siguen estando a la orden del día. Cuando nuestros clientes tienen una carta de recomendación relevante, sugerimos vincularla interactivamente al CV en la sección correspondiente. Es práctico, es elegante y es inmediato.

Cómo recomendar en LinkedIn

7. Vacíos laborales, experiencias internacionales, otros proyectos... Utiliza la creatividad y ten una estrategia:

Cada caso demanda una estrategia personalizada. Del mismo modo que tenemos que saber “dónde cortar” la información y que los recursos creativos (infográficos, digitales…) nos ayudarán a comunicar con mayor eficacia, tenemos que tomar otras decisiones importantes al abordar un CV.

Muchos directivos y managers, como profesionales inquietos y de éxito, trabajan en proyectos paralelos, secundarios a su actividad principal. A menudo, por ejemplo, como consultores independientes. ¿Será favorable comunicarlo en el CV o perjudicial para la candidatura? ¿Y dónde mencionarlo si apostamos por incluirlo? No hay una regla para todos los casos, más allá de la premisa básica de añadir todo el valor posible a tu perfil. Párate siempre a pensar cuáles son tus bazas y qué puede ser más beneficioso en cada situación desde la lógica de la empresa que esté interesada en contratarte.

¿Y qué hacemos con los vacíos laborales? Dependiendo de cuándo hayan tenido lugar y cuál haya sido su duración, piensa en maneras de minimizar este handicap. Ten en cuenta la selección de información que hagas y recuerda que no es indispensable hacer un CV cronológico.

 Las experiencias internacionales de tipo profesional, las estancias académicas en el extranjero o incluso las vivencias personales fuera de nuestras fronteras son un valor en si mismo para tu perfil. Asegúrate de sacarle partido. Explica cuáles han sido tus logros y aprendizajes o tus motivaciones. Demuestra tu adaptación a entornos multiculturales y heterogéneos (en algunas profesiones, a lugares remotos e inhóspitos que implican situaciones límite, incluso), tu dominio de varios idiomas, tu capacidad para enfrentar retos, tu predisposición a viajar, el contacto profesional establecido con personas influyentes o la incorporación de knowhow innovadores que puedas importar.

8. Cuida la experiencia de lectura y el aspecto visual. Hacia presentaciones de impacto:

Ya conocerás probablemente la regla de los 6 segundos. En resumidas cuentas, este es el tiempo que tiene un CV para ser descartado por un reclutador o un headhunter.

Olvidémonos del número de segundos. Lo que está claro es que tienes poco tiempo para impresionar y ser “diferente”. Valora el tiempo de un headhunter que analiza cientos de currículum y ponte en sus zapatos, o en sus gafas.

Debes procurar que tu Currículum Vitae para Directivos permita varios tipos de lectura. Una que funcione al primer golpe de vista, otra para completar en medio minuto y otra que lleve dos minutos del tiempo, aproximadamente. Eso es lo que posibilitará sucesivas rondas de lectura de tu CV, cada vez yendo más a lo concreto.

En este sentido, el diseño y la maquetación lo son todo para potenciar la dimensión comunicativa de tu currículum. He aquí algunas decisiones que deberías tomar:

  • El tipo y tamaño de letra, los interlineados, el tamaño de los márgenes, el uso de una o varias columnas, la elaboración de encabezados estilizados, la elección y ajuste de una fotografía, el empleo de recursos gráficos (iconos, infografías, logos) para destacar algunos conceptos, las negritas para esquematizar o distinguir palabras clave, el orden y la separación entre secciones, la diferenciación entre los títulos y los contenidos de una sección, los recursos multimedia que procedan, el enlace a tus redes sociales (imprescindible a LinkedIn) o página web propia… O incluso el grosor del papel al imprimir el CV.

Seguro que has realizado o asistido a múltiples presentaciones audiovisuales en tu trayectoria profesional. Sabrás entonces la importancia que tiene cuidar la calidad de todos los aspectos de dicha presentación para vender un producto, una idea o un proyecto.

Nosotros aplicamos un diseño gráfico basado en los contenidos. Ponemos la creatividad al servicio de la comunicación curricular, maximizando la utilidad de los argumentos, los esquemas y las estrategias planteadas. Intentamos transmitir una identidad propia y autoconsciente. Caminamos, en suma, hacia una estrategia integral de marca personal, sin dejar nada al azar. Y este es nuestro último consejo para ti.

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Desarrollo profesional

ESTRATEGIA PARA BUSCAR EMPLEO: ¿Por dónde empiezo?

ESTRATEGIAS PARA BUSCAR EMPLEO
Leer más

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1. Define un segmento de mercado de trabajo para buscar empleo:

El primer paso en la estrategia óptima para buscar empleo empieza por aquí: ¿Qué puestos y sectores me interesan? ¿En cuáles tengo más opciones (formación, experiencia previa). Delimita un área geográfica (local, regional, nacional, internacional).

Cómo incluir las habilidades en tu CV de manager

2. Prepara un buen CV:

¿Cómo es un CV ideal? Es sintético y visual, pero tiene profundidad. Está orientado a logros y competencias técnicas o profesionales. Cada palabra y cada frase tiene que aportar algo: información clara y relevante. La clave está en… identificar palabras clave y posicionarlas. Comunicación efectiva e impacto visual. Si en diez o quince segundos el reclutador todavía no tiene claro a qué te dedicas, en qué te has formado, en qué puesto encajas y qué valor diferencial puedes aportar, es que no lo estás haciendo bien.

3. Trabaja en tu marca personal:

Para reforzar tu estrategia para buscar empleo tienes que definir objetivos, valores y expectativas. Encuentra tu nicho en el mercado laboral. Transmite tus puntos fuertes para crear una imagen diferenciada. Aplica y pon en práctica tu marca personal en tu CV, carta, medios sociales (LinkedIn) y entrevista de trabajo. En algunas profesiones es importante que puedas desarrollar tu marca en una Web Personal, y en cualquer profesión lograrás un impacto que va para nota. Podrás posicionarte y consolidarte poco a poco como una referencia en tu sector. Aportarás contenido (texto, imágen, vídeo…) y una imagen cuidada y actualizada. Multiplicarás los canales y oportunidades de contacto. La clave del éxito está en ser o el único, o el mejor o el primero.

4. Desarrolla una estrategia 2.0.

Posiciona tu perfil de LinkedIn, define (selecciona) tu red de contactos priorizando tu nicho de mercado y contactando también headhunters, empresas del sector, superconectores y grupos de interés. Establece una imagen de marca y un estilo comunicativo propio. Genera y comparte contenidos relevantes para tu público objetivo. Monitorea resultados y establece un análisis benchmark (¿qué cambios se producen en mi nicho, qué están haciendo los demás?).

5. Portales y Apps de Empleo, Oficina de Empleo, Consultoras y Empresas de trabajo temporal:

Mueven un gran volumen de ofertas, todos lo sabemos. Hay portales generalistas y otros enfocados a nichos concretos (sectores determinados). Busca en google un listado de los portales más relevantes en tu país y en tu nicho (Directivos y Ejecutivos; Finanzas, Ingeniería; Abogacía; Sector IT, etc). Apúntate en las bases de datos más interesantes para acceder al mayor número de ofertas. Es importante que adjuntes Carta de Presentación en las ofertas o por email.

6. Networking:

Da pereza pero es fundamental. Buscar trabajo a menudo se convierte en un trabajo en si mismo. Contempla el networking no para obtener resultados en una semana o un mes sino en el plazo de meses. Cuanto antes empieces, mejor. No esperes a verte en una situación límite. Dedícale un ratito cada día, trata de que sea un hobbie, pero empieza por marcar objetivos claros. ¿Por qué? Porque el 80% de las ofertas de empleo están ocultas: se cubren de manera interna tirando de contactos y recomendaciones. Las redes sociales juegan un papel muy relevante. LinkedIn es la red más importante para obtener contactos y ser cazado por headhunters, ser recomendado por colegas y establecer un status de confianza y prestigio.

7. Portales Web de Empresa:

No descuides visitar la web corporativa de las empresas de tu interés. Suelen tener página de contacto y bolsas de empleo.

8. Autoempleo:

¿Has pensado en crear tu propio empleo en lugar de buscarlo fuera? Una vez tengas claros tus objetivos, define tu estrategia de marca y posicionamiento: redes sociales, web personal…

9. Empleo en el extranjero:

Si en tu país no hay muchas posibilidades laborales en este momento en tu sector, plantéate buscarlo fuera. Es duro, hay muchas condiciones personales por medio, pero llegado el caso puede ser la mejor opción . En ese caso, revisa tu CV y perfil 2.0. para abrirlo a las posibilidades en el extranjero. Averigua cuáles son los mejores canales para buscar empleo desde tu país en los lugares de destino que elijas.

10. Monitoriza tus resultados y avances periódicamente

En Empapelarte.es te ayudamos de varias maneras en tu estrategia para buscar empleo: optimizamos tu CV, te posicionamos en LinkedIn, desarrollamos tu marca personal y creamos Webs personales para uso profesional. Revisa nuestros PACKS DE OPTIMIZACIÓN y solicítanos una evaluación gratuita.

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Linkedin

CÓMO CONVERTIR LINKEDIN EN UNA HERRAMIENTA ÚTIL DE EMPLEO

Leer más

MARCA PERSONAL, NETWORKING Y POSICIONAMIENTO EN LINKEDIN:

¡AYUDA! CÓMO CONVERTIR LINKEDIN EN UNA HERRAMIENTA ÚTIL DE EMPLEO

LinkedIn es la Red Social por excelencia para establecer contactos profesionales y generar oportunidades de empleo y/o negocio. A menudo, no sabemos cómo aproximarnos y sacar partido a esta herramienta. Empecemos por desmontar un  mito: ¿Si me registro en LinkedIn con un perfil rápido y agrego algunos contactos, encontraré trabajo con LinkedIN? Pues esencialmente, así NO. Y sin embargo: ¿Hay propósito en LinkedIn, se consiguen resultados? Absolutamente, SÍ. Entonces, ¿Para qué sirve y cómo debo utilizar LinkedIn? ¿Cómo puedo convertirlo en una herramienta útil en mi progreso profesional?

Lo importante en LinkedIn es marcarse un objetivo claro y tener una estrategia personalizada, proyectada al medio/largo plazo. Un plan de networking específico (cantidad sí, pero calidad mucho mejor) y un perfil profesional diferenciado, orientado al logro, que sugiera relevancia y reputación en tu sector, te puede colocar en la parrilla de  mejores oportunidades de empleo y de negocio (clientes, inversores, socios y ventas B2B) que se mueven por LinkedIn, ya sea vía headhunters o a través de otros miembros de la comunidad. Y aún más: un buen perfil de LinkedIn sumará muchos puntos a tus candidaturas formales en ofertas de empleo (incluye tu Url de LinkedIn en los datos personales de tu currículum). Por tanto, si gestionas bien tu perfil de LinkedIn mejorarás tus opciones desde dentro y desde fuera.

En muchos sectores profesionales, especialmente a partir de un determinado nivel, simplemente no puedes permitirte no tener un perfil 2.0. potente. No vamos a categorizar qué perfiles y sectores “más” y cuáles “menos”, porque introducirímos un sesgo reduccionista, y aún peor, clasista. No creemos en esas categorías. Principalmente, diremos que tus posibilidades en LinkedIn  (y de forma correspondiente, la necesidad de que trabajes un perfil “outstanding”) depende de las aspiraciones y ambición que tengas y de la audacia con que sepas crearte oportunidades en la vida; estés donde estés y hagas lo que hagas. ¿Sabes dónde puedes demostrar todas esas cualidades personales y competencias profesionales que anuncias en tu Currículum? Exacto, en LinkedIn. Empieza a aprovechar tus fortalezas convirtiendo LinkedIn en una de tus principales armas profesionales.

 

CONSEJOS PRÁCTICOS:

Vamos ya con los consejos prácticos. No hay una intención de lista cerrada, conclusiva, ni vamos a profundizar. Pero sí te aseguramos que alcanzarás una comprensión global introductoria de cómo gestionar y enfocar una estrategia de éxito en LinkedIn.  Al final del artículo te proponemos la forma más práctica,  rápida y efectiva para iniciar con un salto de gigante tu estrategia de posicionamiento en LinkedIn, alcanzando de partida un “nivel estelar”.

  1. Antes de iniciar o reformular tu perfil, plantéate tus objetivos: ¿Qué quiero conseguir exactamente en LinkedIn? Por ejemplo, puede ser: posicionarte en el mercado laboral (encontrar trabajo o ascender profesionalmente o reciclarte…); aumentar tu reputación en el sector (aumentar tus contactos y relevancia en LinkedIn); abrirte a oportunidades de negocio…
  2. Extracto de Perfil: Define un perfil completo y diferenciado, oriéntalo a tus objetivos y pon en valor tus logros y fortalezas. Es fundamental cumplimentar un extracto personalizado. Eso sí, con buena redacción. ¡Y huye de las palabras vacías! Esta es una de las secciones clave de un buen perfil de LinkedIn. Aquí tienes el espacio y la ocasión para destacar, generar interés y proyectar una imagen de marca personal.
  3. Posicionamiento SEO. Esto es algo que incluso los mejores perfiles de LinkedIn a menudo no cuidan o saben aprovechar lo suficiente. Tu posicionamiento dentro de LinkedIn, para ser encontrado por headhunters o contactos profesionales de valor estratégico para tus objetivos, depende de dos cosas: la red de contactos que establezcas y la operativización de términos clave que autodefinas: importan las keywords, dónde las usas (distribución) y cuánto las usas (densidad). Ni que decir tiene que la sección de Título de perfil y el extracto son esenciales par posicionarte.
  4. Marca Personal al primer impacto: Ya hemos hablado del uso de términos clave y de comunicar un extracto personalizado.  Ahora trabaja tu “imagen” en sentido estricto: Utiliza una foto de calidad (asegúrate de qué quieres transmitir, y si puedes hazte una sesión profesional); potencia y redondea tu “marca propia” con un fondo de portada personalizado, de concepto. Único, sintetizador, impactante. Tu imagen profesional cotizará al alza.
  5. Información completa, adaptada y visual: deber distribuir tu información curricular en cada sección apropiada. LinkedIn no permite editar textos pero sí algunos recursos… ¡para que tu experiencia profesional no sea una sopa de letras! Acuérdate de introducir logros en su sección: cursos, certificados, proyectos, premios… No olvides que puedes subir archivos que complementen al texto: fotos, videos, presentaciones…
  6. Selección de skills, validaciones y recomendaciones: Aunque son keywords, no influyen en el algoritmo de posicionamiento SEO, pero sí afecta a tu relevancia y prestigio dentro de tu sector. Utiliza estrategias de benchmarking (estudio de la competencia) para establecer tus habilidades. Y consigue que tus contactos las validen para sumar puntos. Obtener recomendaciones de perfiles destacados será una gran distinción.
  7. ¡Networking! Sí, llegó el momento de salir ahí afuera. Aunque a corto plazo todos queremos llegar fácil y rápido a “más de 500 contactos” es más provechoso que te asegures de seguir y que te sigan perfiles con valor estratégico para tus objetivos. Busca contactos dentro de los sectores profesionales de tu interés (desde tu nivel profesional hacia arriba jerárquicamente). Busca también empresas, headhunters, profesionales de RRHH y “perfiles conectores de LinkedIn”. ¿Por qué? Porque como hemos dicho, es clave en tu posicionamiento: cuántos más contactos útiles de primer y segundo grado (contactos de otros contactos) tengas, más arriba saldrás en los resultados de búsquedas para más miembros “útiles” de LinkedIn. Útiles para tus objetivos, entiéndase. En resumen, tendraś muchas más posibilidades de que otros miembros de LinkedIn den contigo cuando buscan un determinado perfil profesional a través de keywords específicas. Y nuevamente, ¡he aquí la importancia de que posiciones y optimices tus keywords!
  8. ¡Más Networking! Publica con regularidad en el muro (crea una determinada línea editorial), comenta o interactua con publicaciones de tus contactos, envía mensajes personalizados, únete y paticipa en grupos de interses. En definitiva, aporta valor a la comunidad de LinkedIn. Una prueba de consistencia de tu imagen de marca.
  9. Gestiona tu cuenta: Tal vez deberíamos haber empezado por aquí: ¡No olvides configurar tu política de privacidad de acuerdo a tus intereses! Puedes hacer que tu perfil sea visible al público o no; Debes desactivar la notificación de tus actualizaciones para mantener confidencialidad; puedes ver perfiles sin ser visto o al revés… Ten cuidado con la privacidad… Y ya es hora de conseguir una URL  abreviada, personalizada, friendly, para tu LinkedIn. ¡Que tu dirección no parezca el nombre de un robot o un modelo de electrodoméstico! (Recuerda que debes utilizarla también en tu Currículum).

Hasta aquí, todo lo esencial de forma muy resumida. Desarrollar cada uno de estos puntos puede ser un buen motivo para otros tantos artículos de nuestro Blog, si os interesa conocer más. La verdad es que en internet encontrarás decenas de artículos interesantes sobre LinkedIn. Por no citar la propia página de ayuda de LinkedIn.

 

Teoría hay mucha, pero ayuda práctica para obtener resultados profesionales, muy poca. En Empapelarte.es encontrarás la ayuda prácticas si quieres asegurarte de establecer un excelente punto de partida en tu estrategia de LinkedIn: arracarás con un perfil “nivel estelar”; posicionamiento SEO optimizado (con tácticas gurú); adecuada selección, distribución y densidad de palabras clave; una redacción de extracto de perfil personalizado;  volcado completo y adaptado de datos; un fondo de portada conceptual de marca personal;   fotografía con retoque profesional; propuesta de competencias orientada a tus objetivos; configuración de privacidad y URL friendly, que incorporamos a tu CV optimizado, entre otros…

el conocimiento

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn